Marca España

Sentada a la orilla del mar, en bikini, gafas y sombrero de paja, cojo el móvil. Llevo varios días sin ver la television ni escuchar la radio y apenas uso el whatsapp pero…abro twitter. La verdad, a pesar de estar de vacaciones, alejada del bullicio de la ciudad, me gusta saber qué pasa. Descubro entonces, así, tostándome al sol, que la red está que arde, que la vida política está que arde. Por un lado me da rabia estar en estos momentos de ebullición fuera de una redacción, por otro siento alivio. Leo los tuits sobre Bárcenas y sus mensajes intercambiados con Mariano Rajoy, leo las informaciones de El Mundo sobre estas revelaciones, leo las informaciones sobre las fuentes e intenciones de Pedro J. y también la polémica sobre la rueda de prensa en la que Rajoy contestó, saltándose lo pactado, a la pregunta del periodista del ABC.

Mi primera reflexión es la gran torpeza que demuestra una y otra vez el gobierno, y en concreto el presidente Rajoy, en su relación con los medios de comunicación y a través de ellos, con la ciudadanía. Debieran aprender nuestros politicos, entre otras muchas cosas que ahora no vienen al caso, a dar explicaciones. A contestar preguntas. A asumir sus responsabilidades. A admitir las consecuencias de los hechos. Que un señor que está en la cárcel acusado de cosas muy graves no puede dirigir la agenda del presidente es obvio. Que un presidente no debe intercambiar mensajes personales con un señor así, también. Porque si no, pasa lo que pasa. Y es grave, aunque nos quieran convencer de lo contrario, de un forma ciertamente torpe. ¿Alguien será alguna vez consciente de que ésto es más que un juego político con la oposición? ¿Alguien se preocupará de verdad por lo que pensamos los ciudadanos y lo que queremos? La cosa pinta mal…La financiación de los partidos politicos pinta mal desde hace ya mucho tiempo. En el PP, en el PSOE, en CIU. Habrá que airear las cuentas y sí, dar explicaciones a los ciudadanos, cueste lo que cueste. Unos y otros y sobre todo ahora, con una situación económica y laboral que tiene a muchos millones de personas asfixiadas o a punto de estarlo. Decencia política y dimisión escucho pedir al socialista Garcia-Page a la popular Cospedal. Dimisión piden a Rajoy cientos de personas ante la sede del PP en la calle Génova de Madrid. Y mientras, en las redacciones cruce de críticas por el apoyo a uno u otro partido de uno u otro director de periódico. La misma cantinela de siempre. Los mismos intereses de siempre.

Al borde de la playa, además de tomar el pulso a la actualidad política a través de twitter, escucho hablar de trabajo, sueldos, paro y ERES a más de un bañista. Qué momento éste de polemizar sobre asuntos tan tremendos en paños menores. La gente está cansada. Y muy preocupada. Casi aterrorizada por lo que aún queda por venir y angustiada por si va a ser capaz de resistir y salir de ésta. Resignada también ante quienes tienen el poder de tomar decisiones para solucionar ésto y viven en su mundo de intercambio de acusaciones por corrupción y financiación ilegal, ajenos al drama de millones de familias españolas.

Para mi son esas familias quienes son Marca España. Quienes trabajan y quienes buscan trabajo sin descanso, quienes pelean día a día por sacar adelante a sus hijos, a sus familiars y amigos en dificultades, quienes luchan por seguir pagando la hipotecay los impuestos que siguen y siguen subiendo. Los que no roban. Los que cumplen con su trabajo. Los que no se aprovechan indecentemente de su posición y privilegios. Los que se mueven por la vida con decencia. Aunque no lo parezca, somos muchos. Somos los que valemos. Somos la auténtica Marca España y no podemos dejar que los caraduras, los mentirosos, los listos, los chorizos, nos usurpen lo que es nuestro. En esta exigencia legítima está el inicio de la regeneración, el inicio del fin de tanta podredumbre. El cambio que ya está entre todos nosotros, entre los decentes, responsables, trabajadores e íntegros que somos muchos y que tendremos que echar a codazos si hace falta a quienes tratan de vendernos que hay que conformarse con lo que hay y que no hay que dar explicaciones y a quienes fabrican historias, a ciertos políticos y a ciertos “periodistas”. Cometen un gran error. Se equivocan de Señor. Los auténticos son el ciudadano y la verdad.

Anuncios

About lamiradadepepa

Periodista, inquieta, inconformista, dispuesta a crecer , aprender y disfrutar hasta el final.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s